Bloguear temas o criticar noticias en Internet podría estar prohibido en un futuro

Bloguear noticias de cualquier tipo –incluida esta- podría ser un delito en el futuro si se aprueba una nueva modificación de la Ley de Propiedad Intelectual en España. El presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) esta tremendamente disgustado –muy cabreado- con el ciberespacio, los Blogger y Páginas web, que según declara en un artículo, practican el Copypaste de noticias publicadas por los periódicos, son unos depredadores, quitan protagonismo a los medios oficiales, parasitan sus negocios de la información, reducen las ventas de ejemplares, y lo peor de todo; mandan a la ruina a unos tipos cuyo duro trabajo es sentarse en despachos con lujosos butacones de cuero y enormes vistas a toda la ciudad, teléfonos que suenan y hacen Ring Ring que encantan, ostentan anillos de oro en sus dedos y consumen súper puros habanos Cohíba Siglo VI (doce euros la unidad).

Si hacemos -una exagerada interpretación de ese punto de vista – de esta absurda pretensión de modificar la ley por esas causas, alguien estaría insinuando que los blogueros y las páginas web dedicadas a hablar de lo que nos gusta no solo somos unos ilegales, sino los nuevos malditos intrusos (y algo más que suena fatal) porque estamos en el lado oscuro de la profesión de los reporteros del periodismo, les pisamos el terreno y sus ventas, y también desde esta absurda perspectiva parece que estaríamos haciendo algo ilegal precisamente por carecer de licencia para publicar contenidos. ¿Licencia para publicar contenidos en internet en un blog? ¡Por favor, que disparate!

Los medios de comunicación se han cansado de que existan Webmaster y Blogger descontrolados, dedicados presuntamente a parasitar la información que ellos editan, atrayendo cientos de visitas injustamente ganadas hacia sus sitios a costas del duro trabajo de la prensa, que es mover un lápiz, hacer llamadas de teléfono, aporrear todo el puto día un teclado y tomar cientos de cafés tirando de carnet y credenciales. ¿Se trata de una opinión o de una discreta acusación lanzada como un dardo envenenado desde esas altas esferas periodísticas al estrato más bajo de la crítica de la información internet como lo son los Blogueros y las webs? Por el momento no está claro en qué dirección va el dardo, pero si está clara la intención que parecen perseguir todos estos medios, que es tratar de acaparar un mayor control –pedazo del pastel- dando empujones contra la libertad del pensamiento de todos los ciudadanos y su derecho a la libre expresión personal en un blog privado en Internet.

A las acusaciones del descenso de ventas de periódicos supuestamente por culpa de blogs y páginas web, hay que responder y explicar cuales son las verdaderas causas por las que el sector pierde clientela día tras día. Se deben precisamente a la rapidez cómo funciona Internet y otros factores bien conocidos, pero por alguna razón ignorados a propósito, ya que nada tienen que ver con la existencia de los Blogueros comentando sus propios puntos de vista sobre la actualidad en la parte más baja de la pirámide de la información. El representante de la prensa, al parecer debe estar mirando contra una tormenta de arena, porque el principal competidor de los periódicos no son los blogueros ni las webs, sino los informativos de Radio y Televisión dando las mismas noticias que dan los Periódicos durante 24 horas ¡24 horas señor, que quede claro, que contra 24 horas nadie puede competir!, seguido de agencias de noticias, y las noticias dadas por otros miles de periódicos Online en Internet, y las revistas o magacines, que producen el fenómeno masivo de la anulación del interés por la información.

La realidad es que los medios luchan duramente por estar en el primer plano precisamente a costas de lanzar una primicia, hecho casi imposible de lograr actualmente debido a la velocidad con que se recogen y transmiten esas noticias en Internet, ya que el primero que captura la noticia es el primero que la lanza en primicia y el resto deben inmediatamente situarse a la cola de aterrizaje, perdiendo lectores, ventas, o protagonismo. También parece que ignora incomprensiblemente que hay demasiada competencia entre periódicos, agencias de noticias, semanarios, revistas y eso hace que los periodistas rivalicen en niveles muy altos de competitividad y con muy poco margen de maniobra, por lo que entre ellos mismos se pisan el terreno de las noticias, y no los Blogeros, que no tienen acceso directo a las grandes agencias de noticias y por consiguiente no puede ser el parte del problema de la competencia, porque estan en el ultimo escalon de la informacion, o en la base de la piramide de las noticias y nunca en primer plano como de hecho intenta estar la prensa.

La competencia masiva solo existe entre los grandes grupos, y eso es lo que lleva a que el sector de la prensa esté tremendamente enojado y ofuscado por estar sometido a una enorme presión y estrés profesional. Lógicamente, según la ley de la entropía, cada día resultaria más difícil mantener una cuota (racha) de éxito profesional, que se traduciría en un descenso de ventas de ejemplares en papel precisamente por la fuerte competencia existente entre medios de comunicación en el mercado de la información, y como es lógico todo esto al final pasa factura: alguien no quiere mirarse a sí mismo el ombligo, y piensa que lo más fácil será alguien cargue con las culpas y apunta hacia los blogueros.

Es el eterno problema. Es preferible arrojar la culpa a cualquier otro hecho o factor, antes que reconocer sus propios fracasos. La realidad es que, en este moderno escenario de Internet, algunos periódicos han tenido que cambiar ya su enfoque como empresa de noticias, precisamente porque han terminado por aceptar que ya no se puede competir profesionalmente en el nuevo orden de las modernas tecnologías, y la impresión en papel, es costosa, y tarda demasiado en llegar al consumidor, por lo que ahora solo trabajan con ediciones digitales en internet y con listas de suscripciones. Esto ya ha ocurrido con las grandes librerias editoriasles, que publican sus libros en ediciones digitales, porque el precio de 100 ejemplares de un libro en papel tienen un coste de 1000 euros, y sin duda un libro en formato PDF electronico es muchisimo mas rapido y barato de publicar y lanzar en el ciberespacio. Respecto a las declaraciones, solo se me ocurre pensar que hay personas, que recurren al martillo de emergencia, rompiendo el cristal del sentido común. Acusan y echan la culpa de sus propios problemas a quienes no se pueden defender; a los blogueros y las webs, precisamente porque es una buena escusa con la que aparentemente poder justificar los problemas, exactamente igual que han hecho ya otras organizaciones privadas culpando a otros de la piratería masiva.

Por otro lado, buscar un cambio las leyes de la propia propiedad Intelectual en Internet para favorecerse aun mas con los cambios, es el colmo de la desconfianza, la codicia, avaricia y el control. No bastaba con las impopulares y recientes medidas –dictadoras y censuradoras- adoptadas por el gobierno de zapatero, ni tampoco con la presencia de la Ciber Inquisición de los derechos Intelectuales, cuyo infame nombre todos ya conocemos, saqueando nuestros bolsillos con injustos canones revolucionarios por supuesta piratería de contenidos digitales, sino que ahora desde la prensa se busca también monopolizar todo lo que se refiera a la información y se escriba en internet. Muy bonito… en serio… sí señor, que imagen más maravillosa de progreso, libertad, y modernidad quieren dar algunos en la moderna España del 2010 de la Europa comunitaria. Casi sin darnos cuenta están creando todo un descomunal templo que rinde culto a la inquisición Intelectual, a las restricciones, al quítate tu para ponerme yo, al cállate ya, y seguramente creo tu me estas copiando y eres un pirata de las noticias.

No es ninguna novedad que periodistas y blogueros son como perros y gatos encerrados en un corral de un metro cuadrado, llamado franja de los medios de comunicación en Internet, y que desde el nacimiento de los recursos gratuitos en la red; como son por ejemplo foros, espacios personales, blogs, y webs, estos dos grupos no se toleran y se miran con cierto rencor o desconfianza.

“Los periodistas profesionales odian a los blogueros por muchas razones, entre las cuales están que sienten una rabia explosiva hacia ellos porque no han tenido que estudiar durante años una carrera de periodismo, invertir horas y horas y dinero, ni trabajar como corresponsales en el culo del mundo bajo amenazas terroristas, bombas, disparos y balas para curtirse como periodistas profesionales”.

¡Dios santo, pobres chicos, tanto esfuerzo para que como recompensa un aficionado sin título de reportero, los maltrate con sus post supuestamente piratas; ¡Dios mío que estrés! A los que quieren acabar con la libertad para bloguear, solo les falta el guante negro de cuero, la porra de goma, la inyección de pentotal sódico, y el palizón, y una confesión escrita de hacer copypaste, para que todo quede perfectamente aclarado y en su sitio. ¡Bloguero, que lo sepas, eres un maldito pirata porque escribes cosas sin permiso!

Además, por si esto es poco, los periodistas no soportan a este sector porque según sus propias palabras los consideran intrusos y odian que les pisen el terreno. ¿Blogueros pisando el terreno a los periodistas?, ¿supuesto derrumbamiento de la prensa escrita por culpa de blogueros haciendo copypaste masivo de noticias?. Me temo que alguien tiene despertar y hacer bien su trabajo. Dejar el café, el tabaco, el ozono, el porno, el cine negro, no chupar mas lápices de grafito, no usar tanto la fotocopiadora, y respirar más aire puro, ya que sin duda tiene una borrasca cerebral de tres pares de narices… ¡

Los que piensen de este modo creyendo que todos los problemas del descenso del interes del lector por la prensa es culpa de los Blogueros, deben tener un problema de percepciones y sin duda alucinan en colores como los Teletubies!. Nosotros no competimos contra nadie y mucho menos contra los medios oficiales, porque no somos oficiales, como si lo hacen entre periódicos y agencias de noticias por dar información, sin importar pisotearse entre sí deslealmente las exclusivas o las primicias, cosa que ya sabemos. También olvidan que los blogueros podemos hablar públicamente de lo que nos apetezca en nuestros propios blogs, exactamente igual que cualquier persona –incluido un periodista en un bar tomando un café- o en la calle sin que nadie ponga un tapón en la boca.

Precisamente por la misma razón que existe una cosa llamada libertad de opinión, cualquier persona tiene libertad enviar una carta a un amigo comentándole una noticia, o hablar en una conversación públicamente de lo que quiera, en persona o por teléfono, o escribir con total libertad sus opiniones y pensamientos y transmitirlos a la gente, sean del tipo que sean esos contenidos, o por los medios que sean. Eso, si alguien lo pasa por alto, se llama libertad de expresión y libertad de pensamiento y opinión. Además, parece que alguien, algún indocumentado, ha olvidado las leyes fundamentales del Copyright…

“No existe el copyright sobre el copyright”, o por si no se entiende… “Nadie tiene la propiedad absoluta del copyright sobre el copyright” para recortar o censurar lo que otros puedan publicar, lo que sin duda sitúa a la prensa en un grave problema legal y profesional… nadie tiene el copyright de todos los conceptos del pensamiento y la opinión de las personas, para decidir a dedo que se puede o no decir, que es original y que es copia pirata. Las leyes del copyright establecen claramente que el plagio y piratería de derechos se producen cuando la copia es del cien por cien, es decir, copia literal exacta e igual al original. Como de costumbre siempre acusan quien tienen bastante por que callar y, mejor algunos periodistas podrían callar, porque no es el primero de los múltiples escandalosos casos, que ellos copian de blogs privados y de webs particulares, y como prueba de este despreciable hecho hay en Internet actualmente 4590 entradas en google dedicadas a la copia ilegal de artículos publicados en páginas webs y blogs por particulares, que nada tienen que ver con la prensa y el periodismo oficial y que han sido copiados sin escrúpulos por periódicos y periodistas como se puede ver en este enlace:

http://www.google.es/#hl=es&source=hp&q=periodistas+plagiando+a+blogueros&btnG=Buscar+con+Google&meta=lr%3D&fp=3f08bff2bcc6edeb

Así que cuando alguien dice que la culpa de la decadencia del interés por la prensa en papel y Online, es culpa de blogueros o webs, solo está ocultando, que solo es una cuestión de ignorancia incompetencia y dinero y no otras razones. Por otra parte estas acusaciones colisionan con los derechos fundamentales que nos dan las leyes constitucionales y que nadie puede pisotear sin que se declare un escándalo monumental, así que ¿Cómo pretende la prensa oficial que los blogueros cierren la boca, sin pisotear los derechos del ciudadano y el art.20 de la CE? Podéis intentar halagar y convencer a José Luis zapatero, con la promesa de darle mucha cobertura mediática, para dicte una ley a favor de la implantación de Keylogger en los teclados de PC domésticos y los portátiles, y la creación de un sistema, estilo gran hermano, que controle que es y qué no un genuino Copypaste. ¡Venga ya hombre, que es el colmo del despropósito, la codicia, la avaricia, el egoísmo, la prepotencia, y el sin sentido!

Detrás de toda esta nueva maniobra propuesta por el representante del sector de los medios periodísticos, que según esas declaraciones se presentan a sí mismos como mártires y víctimas de la piratería, y que en parte emerge del eco residual de la recién aprobada ley de la economía sostenible de ZP, se esconden las pretensiones megalómanas de los grandes grupos que superan el argumento de la propia protección de sus derechos intelectuales, y básicamente lo que pretenden perseguir con estas leyes de forma inquisitorial es el derecho de opinión personal del ciudadano, el derecho a transmitir libremente información de forma personal, el derecho a criticar y tener una opinion propia personal, o el derecho a expresar y comentar cualquier tema tanto personal como de ámbito social en un blog. En definitiva, te lo resumo en palabras de lectura en el WC… que cierres de una puta vez tu blog porque les molestas con tu excesiva competencia, que dejes de escribir y dejes de publicar lo que te gusta, y que te calles, y por si no lo has entendido a la primera, te lo esclarezco más aun; no quieren Blogecillos tocando los cojones a la prensa.

Lo que realmente me deja perplejo de todo este asunto de las declaraciones es el hecho de que estos medios llevan años defendiendo la idea de la libertad y más concretamente la libertad de expresión e información, y el derecho a decir lo que quieras, pero sobre todo criticando muy duramente cualquier tipo de censura sea del tipo que sea desde cualquier sector político o social. Pero al igual que en los viejos tiempos… a la hora de la realidad lo que siempre impera es el dicho… “Haz lo que yo te digo, pero nunca lo que yo hago”, y ahora son ellos los que pretenden silenciar a los blogueros y páginas web porque, desde su insostenible argumento, dicen que los blogueros y webmaster, les copian y hacen la competencia. Para caerse de espaldas, en serio.
Ya me veo la siguiente ley asomando por el horizonte… y los siguientes arribistas oportunistas apuntándose al nuevo negocio de manipular a la sociedad y comerciar con brechas de la ley: la Asociación de Escritores Independientes, protestado porque la gente escribe cosas en Internet; toneladas de chorradas (Estupideces), las da gratis, hay miles de descargas, y eso a ellos les bajan las ventas de sus libros en las librerías… imposible mas abundancia de malintencionada estupidez o ganas de tocar las pelotas en España!.

“Los periodistas no soportan a los blogueros, y entenderlo es muy facil. Los Blogers no están a favor o en contra de nadie, son independientes, no están presionados o manipulados por los Gobiernos, los políticos y sus sucias prácticas políticas, no están sometidos bajo un férreo control Intelectual o a la moderación social, pueden decir y opinar de lo que quieran, no tienen que dar explicaciones o rendir cuentas a nadie, no tienen intereses comerciales, ni ansias de poder o control de la información, lo que les da una enorme popularidad en Internet precisamente porque la gente confía más en la información que da un bloguero que en la que da un periodista, y de ahí sale todo ese excesivo celo o rencor que existe desde que amaneció la era de internet”

De aprobarse esta nueva ley “lo que se busca es que los blogueros se callen la boca de una puta vez, dejen de pisotear los presuntos derechos intelectuales sobre la información que supuestamente dicen tener los medios de comunicación en exclusiva, incluido la libertad de tu pensamiento personal y tu derecho a difundirlo libremente como una opinión en tu propio blog, no critiquen nada de lo que ocurra en el país o fuera del país, no hablen de ningún tema sin tener licencia de –divulgador oficial- para criticar o postear temas; y de dar noticias o hablar de ellas, sean de la clase que sean, ya mejor ni hablemos” por lo que estas nuevas leyes serán la siguiente patada en el culo que piensan dar a todos los Internautas. Es un descarado intento de justificar y amparar un sistema inquisitorial de la información, y un atropello intelectual, aparte del ya cometido con otras aéreas de internet como por ejemplo con el intercambio de links y supuesta piratería, recientemente aprobado por zapatero.

Yo solo hare un par de desagradables predicciones sobre este tema. La primera, es que solo por pretender estas estupideces y para disgustar a la prensa, pienso vivir hasta lo cien años aporreando el teclado de mi portátil y tocando los cojones. La segunda, es que si se continúa por este camino del recorte de derechos al que estamos asistiendo sin hacer nada, o al menos, desde los sectores legales no se hacen precisiones en las leyes sobre lo que se puede o no prohibir de forma exacta, sin errores, dudas y lagunas, muchas de estas organizaciones y súper imperios mediáticos, aumentaran sigilosamente su control y poder o manipulación sobre nosotros; sobre el ciudadano concretamente, estando dispuestas a presionar y pisotear de manera persistente a la mas mínima oportunidad todas nuestras libertades sin que nadie se lo impida.

Además, no es broma, no sé qué parte de la palabra censura sigilosa no entendéis. Por si nadie se da cuenta, está emergiendo un nuevo tipo de hactivismo desde las altas esferas de los sectores empresariales más selectos sobre los derechos de conceptos del dominio de la información o los contenidos. Es una especie de siniestra campaña de control y censura de la información y el ejercicio de lo intelectual bastante descarada, donde para lograr sus propósitos, metódicamente estas organizaciones estudian una trinchera social sobre la que tomar el poder y control absoluto de esos derechos, para más tarde monopolizarlos, explotarlos, y desde allí presionar e imponer a todos un canon. Caso recientes de este ejemplo de aprovecharse de las circunstancias, son la SGAE, con el control de la copia pirata de CDROM-DVD-USB, HD; y sus Pillonarios beneficios, o la ley de la economía sostenible, que no sostiene a nadie ni mejora la crisis actual y solo beneficia a los que quieren imitar legalmente los negocios de los piratas, y ahora… pendiente de una futura aprobación, la ley de la reforma intelectual, que presuntamente pretenderá el control sobre lo que se podrá o no publicar en un blog en internet, orquestado desde las organizaciones periodísticas que pretenden manejar, administrar, y monopolizar el control absoluto de la información y los contenidos que existan publicados en internet bajo la presunción de la piratería del copypaste.

Estamos permitiendo que colectivos, empresas privadas, se adueñen silenciosamente de internet e indirectamente de nuestro derecho a la identidad o expresión digital, y estamos dejando libre albedrio a estas grandes organizaciones para hagan lo que quieran con las leyes, (que son de todos y no de unos pocos) para que sobre interpreten esas leyes como quieran, monopolicen el derecho a hablar de lo que queramos, y restrinjan o abusen a dedo del concepto de lo que es copia o no. Todo esto solo se reduce a una única cosa: La nueva dictadura intelectual, donde solo podrán hablar unos pocos que ejerzan el poder de la palabra, mientras que el resto solo les quedara el consuelo de alimentarse continuamente de sus mentiras.

Fuente
http://informaniaticos.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s